Dieta para embarazadas con gases

Si estas embarazadas y notas los grandes cambios de tu cuerpo, no te sientas mal, porque seguramente las hormonas también hacen de las suyas y te provocan depresión. El estilo de vida que lleves en el embarazo y antes de embarazada será completamente importante para los bebés.

Estar embarazada se refiere a hacer algunos sacrificios, algunos de estos tienen que ver con la alimentación, tu comida debe ser saludable para que tu cuerpo sea un santuario de desarrollo para esa vida que llevas dentro.

Hay una incomodidad en especial que es causada por el embarazo y algunos alimentos, se trata de los gases, quienes se vuelven persistentes, pero puedes reducirlos y evitarlos dejando de comer algunos alimentos por seguridad.

consejos-para-evitar-alimentos-que-producen-gases

Consejos para evitar alimentos que producen gases

  1. Comer pequeñas porciones para que tu organismo pueda digerir la comida y no se produzcan gases, lo ideal son 3 comidas grandes y 2 entre comidas.
  2. Comer es un ritual, dale su tiempo a tu comida y mastica lentamente, recuerda que la digestión comienza en la boca.
  3. Deja de comer alimentos o comidas condimentadas. Los aliños se pueden reemplazar por especies que estimulen la expulsión de gases, tales como el orégano, el hinojo fresco, el romero y la savia.
  4. Elimina de tu dieta alimentos fritos, pescados ricos en grasas, carnes y otros aderezos que además poseen mantequilla, crema o mucho aceite.
  5. Ten cuidado y cocina tus alimentos con gran delicadeza, alimentos como las pastas o el pan porque cuando no se conocen se fermentan en el estómago.
  6. Retira de tu plan de alimentación las verduras como el brócoli, el coliflor, el pimentón verde o el pepino; además también evita legumbres como los frijoles, lentejas o alverjas porque pueden producir muchos gases cuando se digieren; si te gustan mucho puedes prepararlas dejando que se remojen por 8 horas y dejando que se cocinen en la mitad de tiempo.
  7. Agrega a tus comidas aceite de oliva y baja el consumo de mantequilla. Cuida también la cocción del aceite de oliva, este no puede calentarse mucho y tampoco puede reutilizarse porque perderá sus propiedades.
  8. Bebe yogurt porque los lácteos poseen bacterias que evitan la fermentación de alimentos en la zona intestinal.
  9. No puedes comer carnes que se han preparado un par de veces, es decir, comer alimentos cocinados y que luego se saltearon con salsas o frituras.